TU COACH DE FAMILIA Y EDUCATIVO

TU COACH DE FAMILIA Y EDUCATIVO
Coaching-Personas-Estrategias-Resultados

martes, 22 de septiembre de 2009

Abuelos...


Tienes razón Juan :http://mbravof.blogspot.com/2009/09/los-abuelos.html.
La experiencia vivida en compañía de los abuelos no es comparable con ninguna otra vivencia, pero no podemos generalizar, cada persona,cada familia tiene su peculiar modo de relacionarse .
En mi propia experiencia, todavía recuerdo las historias contadas por mi abuela Julia (tu madre) y los "romances" que nos cantaba mientras cosía en la máquina o hacía ovillos gigantes para confeccionar las típicas mantas, de las que aún conservo una de recuerdo, y que mi abuela mandaba hacer con todos "las tiras" que hacía de todas nuestras ropas usadas... es una experiencia desdoblar hoy esa joya y ver parte de un vestido que usaba cuando tenía 5/6 años. El estampado de flores del vestido que mi madre llevaba el día de mi primera comunión. Las rayas de la camisa que mi padre, los estampados y colores de las ropas que hace años usábamos mis padres, mis hermanos y yo.
Cuando miro esa manta con sus rayas, me vienen al mismo tiempo las letras de los "romances" que mi abuela cantaba: "Lavando en el río estaba pobre moza Dios del cielo, cuando sintió que en el brazo derecho la mordió un perro. La moza tiró una piedra que al perro no le alcanzó, pues más ligero que un gamo el animal se alejo....

Tengo la gran suerte de haber disfrutado de momentos inolvidables con mis abuelos, y aunque no conocí a mi abuelo materno Mateo ,ya se encargó mi madre de narrarme su vida ,para que ahora pueda yo contarles a mis hijos, que disfrutan escuchando todas las anécdotas que mi madre me contaba con tal abundancia de detalles, que a veces siento que yo misma las viví.

Tampoco conocí a mi abuela paterna Isidra, de la que también me han transmitido todos los detalles de su intensa y corta vida. Y fue gracias a la memoria de mi abuelo Teodoro, "moreno" como se le conocía en el pueblo y donde todavía hoy se le sigue nombrando por su sentido del humor y su forma de darle alegría a todo el que se acercaba a él. Recuerdo que cuando estaba en casa, no nos acostábamos hasta altas horas de la madrugada, contándonos su "historias" que eran "verdad" como él decía.

Juan tienes razón , no hay nada que pueda sustituir a los abuelos, y es cierto que hay que fomentar la cercanía y la convivencia, pero para que la convivencia funcione hay que poner todos nuestro granito de arena, o de lo contrario no será posible compartir y disfrutar en familia.

Es importante estar dispuestos a dar y a recibir y a ser respetuosos con nuestros mayores, y que ese respeto sea mutuo y esté por encima de todas las diferencias de cada uno.

No creo que "mantener las distancias" con nuestros mayores sea algo voluntariamente aceptado; cada caso será distinto según las familias, pero de lo que sí estoy segura es que todos queremos compartir un afecto incondicional con los seres que amamos, que nada hay que nos haga más felices,que sentirnos respetados y queridos por los nuestros.

2 comentarios:

J. Fco. Bravo Real dijo...

Que emoción Sara. Mi hermana Ascensión, mi queridisima hermana (tu madre) Sara (q.e.p.d.) mi cuñado (tu padre) Sarita, Angel Luís y Ricardo. Oye y el tio ese tan guapo y con tanto pelo que está detrás... ¿quien es?
¡Que recuerdos sobrina! yo que abría hoy mí blog con un recuerdo hacía mí abuelo Valeriano, en fin, sobrina... ¡¡¡esto se avisa!!!
De todas formas te doy permiso para que me sorprendas así cada vez que quieras. Muchos besos Sara, me has alegrado el día, te lo aseguro. Besoooooooooooooooos.

Sara Cobos dijo...

Que bueno que te haya gustado porque a mí también me encanta la foto; confieso que tengo gran curiosidad sobre ese momento, porque cuando la veo siento gran felicidad! y creo que así me sentía en el instante que se hizo, muy feliz, y no es para menos estando tan bien acompañada.

Que lo disfrutes!